Lenguaje esférico

En sus dibujos y obras no hay distancia entre el pasado y el futuro, no existe el arriba o el abajo, nada es una experiencia lineal ni cartesiana, todo coexiste en un mismo plano de experiencia fluídica y espiritual. Sin jerarquías, su lenguaje es esférico.

La médium y artista Josefa Tolrà (1880-1959) genera un nuevo círculo de mujeres visionarias en esta exposición que se presenta en el espacio de arte Dosmilvacas de Ponferrada y que forma parte del programa de la Bienal Miradas de Mujeres 2016. Las obras de 6 autoras contemporáneas comparten espacio junto a los extraordinarios dibujos de la médium Josefa Tolrà.

Todas ellas, mujeres sensitivas, nos invitan a retomar las sendas de la creatividad femenina como forma de experiencia y conocimiento. Un reto que ellas asumen para explorar lo desconocido del mundo interior, los orígenes, y tomar las riendas de su vida desde la experiencia del espíritu.Sus creaciones emergen de una singular voluntad de resistencia en femenino, una forma de sanación que revierte en la gran experiencia de reencarnarse en vida. En palabras de Josefa Tolrà: “Sólo cuando dibujo me siento en paz”.

 

JOSEFA TOLRÀ (Cabrils, Barcelona, 1880-1959)

Josefa Tolrà es una artista autodidacta que se inicia en el dibujo y la escritura cuando ronda los 60 años. Sin deseo de notoriedad y alejada del mundo académico, dibuja y escribe como consecuencia de sus experiencias mediúmnicas. Una mujer de origen humilde que se inició en la creación gráfica para sanar la tristeza de la muerte de dos hijos. Bordar, escribir y dibujar deviene para ella un antídoto contra la depresión y el abismo de la locura, una experiencia que le permite reconducir su destino y viajar con los “seres de luz” que le dictan los mensajes y ella transcribe y dibuja como “modesta mediadora mecánica”.

Josefa Tolrà, Pepeta para la familia, ve el aura de las personas y actúa como sanadora. En los momentos de trance mediúmnico puede hablar sobre filosofía o teoría de los colores, arte o ciencia. Cuando dibuja hacer emerger en el papel personajes y seres lumínicos de intensa mirada, con enormes ojos que nos miran sin ver.

Josefa dibuja igual que borda, puntada a puntada hasta conseguir espirales de colores y extraordinarias formas germinadoras. Las telas, los dibujos y los escritos son el legado de su espiritualidad, parte de un mundo que se genera en la visión de la energía cósmica y el pensamiento espiritista. Entre 1941 y 1959 dibuja sin descanso, aprovechando las noches de insomnio. Nos ha dejado un maravilloso testamento espiritual de más de cien dibujos, libretas llenas de escritos e ilustraciones y telas bordadas con exquisita técnica ornamental y simbólica. El poeta Joan Brossa y los artistas del grupo Dau al Set, el fotógrafo Leopoldo Pomés y el escultor Moisés Villèlia la admiraban y visitaban en los años cincuenta.

Ahora, este proyecto en Ponferrada nos permite conocer algunos de los dibujos y documentos sobre su vida y obra. Siempre decía que “sólo cuando dibujo me siento en paz”, su creatividad nace de la fortaleza de una reencarnación en vida. Actualmente algunas de sus obras se conservan en tres museos internacionales de arte contemporáneo y próximamente una colección de dibujos se integrarán al fondo del Museo del Prado de Madrid. Ahora tenemos la oportunidad de disfrutar en directo de su creatividad y compartir, junto a las seis artistas que se reúnen en este proyecto, un gran viaje astral.

Lidia Fané

Soy artista y estoy diagnosticada de esquizofrenia. Hay un momento en mi creación gráfica en la que me siento una ladrona de objetos e imágenes que pertenecen a las almas de seres espirituales que están al otro lado de la muerte, seres desencarnados. Son estos momentos de éxtasis los que me llevan a dibujar y pintar y lo hago desde el miedo, pues creo que estoy cometiendo un delito.

Mis dibujos son como suspiros, mínimos ejercicios de respiración con una gran profundidad interior. Rescato de ese mundo no material objetos y figuras de una gran delicadeza que quedan retenidos en pequeños trozos de papel de acuarela.

Labios, piernas, vasijas, manos, hojas… Son dibujos que realizo punto a punto y en pequeños trazos para pasar desapercibida mientras los retengo en mis manos.

 

Lidia Fané (Barcelona, 1973)

Licenciada en Bellas Artes en la Universidad de Barcelona.

  1. Exposición colectiva ART BRUT. Espacio Nau Gaudí, Mataró.

 


Èlia Llach

Dar cuerpo forma parte de un trabajo que ausculta los mecanismos internos de la construcción de la imagen para generar unas dinámicas latentes y de fluctuación ante la dualidad espacio-cuerpo. Desde el ritmo, la pulsión y la cadencia orgánica propios de un dibujo performativo, la obra se genera en clave de entonación.

Expandir, entrañar. El gesto del cuerpo sobre el papel pide ser repetido una y otra vez allí donde el gesto primero desaparece. Admitir que el tránsito contraviene el propio acontecimiento de arranque, escenifica y presenta.

Dar cuerpo nace del deseo de una voluntad vibrátil. Un ritmo que, por resonancia, quisiera ser aquella voz que se expande en el espacio que la recibe y balbucea. Dar cuerpo a la voz, … quizá al eco.

 

Èlia Llach (Barcelona, 1976)

Licenciada en Bellas Artes y DEA en la Universidad de Barcelona.

  1. Ruido. Junto a Ian Waelder. Comisario: Frederic Montornés. Galería Ana Mas Projects. l’Hospitalet, Barcelona.
  2. La respiración del trazo. Galería Esther Monturiol. Barcelona.
  3. Y en un abrir y cerrar de ojos has conquistado las cimas. Comisaria: Joana Hurtado. Capella de Sant Roc, Valls. Tarragona.

 

 

Ita Puig

 Vivo y trabajo en Mataró. Mi obra reflexiona sobre cómo nos construimos como seres emocionales y de que manera, en relación con el entorno, elaboramos nuestra identidad. Me interesa observar y registrar el cotidiano como campo de exploración, trazando mapas visuales que conectan diferentes estratos de la realidad, desde lo más sutil a aquello más complejo.

Con esta finalidad, utilizo diferentes medios: la pintura y el dibujo como prácticas introspectivas, la fotografía como herramienta narrativa y el volumen como generados de espacios de relación. Trabajo como terapeuta a través de la práctica de las constelaciones familiares, una forma más de creatividad aplicada a la ayuda para reconocer e integrar todo aquello que resulta doloroso.

 

 

Ita Puig i Borras (Tordera, Barcelona, 1969)

Licenciada en Bellas Artes en la Universidad de Barcelona.

  1. Constel·lacions familiars. Can Palauet, Mataró.
  2. Art a Mataró, 1984-2006. Anys d’actituds i possibilitats. Ca l’Arenas Centre d’Art del Museu de Mataró.

 

 

 

DOSMILVACAS.ARTE

Ponferrada

Del 14 de mayo al 29 de julio 2016

BIENAL MIRADAS DE MUJERES 2016

 

Curadora: Pilar Bonet 

 

Lenguaje esférico: Josefa Tolrà, Loreto Blanco, Lidia Fané, Èlia Llach, Ita Puig, Reme Remedios, Bea Romarty (curadoría+texto sala)